6 sep
2011

Productos custom. A veces, lo barato sale caro

Software-Custom-Desastre

Una de las primeras tareas a la que se enfrenta una organización cuando va a abordar un proyecto tecnológico y tiene que recurrir a proveedores externos es la selección misma del proveedor y tecnología, bajo mi punto de vista, es una decisión vital.

En general, cuanto menos profesionalizado está el “departamento de tecnología”, más se recurre a “primos proveedores y/o amiguetes que saben mucho” que hacen un buen precio, ponen mucho “2.0” y  nos dicen “en vez de usar el producto XXX, te pongo este que he hecho yo, que es lo mismo y acabamos antes”, eso es, para que nos entendamos, un secuestro con rehenes.

A los 6 meses necesitas hacer cambios, llamas y a) pide el doble, b) tarda dos meses en atenderte, c) ya no se dedica a eso. Sudor frio.

En los últimos meses he podido analizar varias webs con cierto renombre que usaban este tipo de soluciones: ¿documentación? inexistente, ¿código? búscalo tú, ¿actualizaciones? ¿pruebas de seguridad? ¿por qué no se ve en los navegadores nuevos? Al final toca sacar el código del servidor y bucear a ver por qué una funcionalidad esta repetida 10 veces o cómo hace tal cosa.

A día de hoy, todos los productos “mainstream” serios son extensibles y personalizables hasta un punto bastante razonable, sean Open Source o no. Si no tienes un equipo de desarrollo dedicado (y aún así tampoco lo haría), no elijas una solución hecha alguien que no sabes si va a seguir allí y que nadie mas conoce. Y si lo haces, pide documentación, el código y a ser posible que alguien supervise la “calidad” de la solución, pero luego no te quejes.

Lo mejor es contratar un proveedor más o menos reconocido y utilizar un paquete software de amplio uso para el que no tengas dificultad en encontrar proveedores.

PD: Que sí, que hay gente seria que usa soluciones custom y son buenas, pero no son baratos.

PD1: “Si lo usa mucha gente todo el mundo conoce sus fallos y es menos seguro”. Lee un poco, majo.

PD2: “Pero si tienes el código lo puedes cambiar cuando quieras”. Es cierto que eso es mejor que nada, pero también es muy divertido cuando vas a cambiar algo y ves que el producto “mainstream” equivalente trae eso y 40 mejoras más que tardarás meses en programar.

PD3: Perdón si me ha quedado algo borde el post. Pero hay cosas que me enervan.

Saludos cancamuseros!

No se aceptan más comentarios
Seguir a enriquin en Twitter View Enrique Blanco's profile on LinkedIn

En ocasiones veo business

Este es el blog personal de Enrique Blanco, Ingeniero Informático y Executive MBA por el Instituto de Empresa, donde trataré temas relacionados con la tecnología, las empresas, Internet y, en general, cosas que me resulten interesantes.

Actualmente trabajo como consultor en Aventia y soy uno de los socios fundadores y el responsable técnico de Deportempresas.

Últimos Comentarios

Comment RSS

Histórico